Feliz Pascua de Resurrección

redlacCompartimos con toda la comunidad educativa la carta de la Red Latinoamericana de instituciones de educación formal del Sagrado Corazón, a la que pertenecemos y en la que participamos, para seguir alimentando nuestra vida y el seguimiento de Jesús Resucitado.

De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: «Alégrense».
Ellas se acercaron y, abrazándole los pies, se postraron delante de él. Y Jesús les dijo:
«No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán»..."
Mt. 28, 9-10

Queridas hermanas y hermanos de Latinoamérica, El Caribe, España, Estados Unidos y Canadá:

resurreccionMuy unidos/as a todos/as ustedes, en esta fiesta de Pascua de Resurrección, para celebrar la VIDA, para anunciar con alegría que JESÚS VIVE…que El sigue caminando con nosotros/as y está presente en nuestra historia personal y en la historia de nuestros pueblos. 

El texto de Mateo nos dice que ante la noticia recibida, las mujeres caminan temblorosas y sorprendidas…pero el Señor sale a su encuentro para animarlas, con unas palabras llenas de esperanza: “Alégrense…no teman”. Este es el saludo de Jesús…Este es el espíritu que Él les comunica y que va produciendo el cambio en ellas. Se liberan del miedo y de la tristeza… de la conmoción por la muerte de su Maestro. Es, entonces, la alegría pascual la que las llena de paz y las moviliza.

Su tristeza se ha tornado en gozo, al saber que su Maestro vive; al escuchar la voz del envío para que anuncien con gozo, el triunfo de la vida sobre la muerte. Sus vidas reciben un sentido nuevo, ellas tienen una tarea que cumplir. Jesús les da una misión: “Avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán”.

Esta también es la misión que hoy nos confía Jesús, en un mundo herido por la violencia, la cultura de muerte, el hambre, la indolencia, la devastación de la naturaleza, la pobreza, la exclusión…Un mundo donde se niega enfáticamente al Dios de la Vida.  Sin embargo, creemos que Dios hace surgir la vida nueva aún desde la muerte sabiendo que en Cristo, «las tinieblas pasan y la luz verdadera brilla ya» (1 Juan 2, 8). Y estos son los testimonios de hermanos y hermanas, quienes responden a la invitación “vayan a Galilea y allí me verán”… haciendo vida el “reencuentro”  con Jesús Resucitado porque:

  • con vocación profética, son portavoces de los que no pueden hablar por ser excluidos, por ser ignorados y porque su voz ha sido silenciada por la opresión o por el miedo
  • acompañan y alientan la organización de los más pobres y la defensa de una vida digna para ellos
  • trabajan por la Justicia, por la Paz, por la Integridad de la Creación entregando valiente y generosamente  su vida, por la causa del Reino

“Allí me verán”…Testimonios que revelan la presencia del amor de Dios hecho solidario con los hombres y mujeres, “aquí y ahora”. Testimonios que proclaman que Jesús está vivo y que nos hablan de ESPERANZA Y DE VIDA.

Jesús Resucitado, hoy nos convoca, a seguirlo, a acompañarlo, a imitarlo: 

  • El saludo de Jesús: “Alégrense…no teman” ¿Cómo resuena en nuestra vida? ¿Lo hacemos resonar en la vida de nuestros hermanos y hermanas como un mensaje de esperanza?
  • ¿Nuestro estilo de vida, tanto personal como comunitario, refleja que somos seguidoras de Jesús Resucitado? ¿Damos testimonio de ese gozo “pascual”, sereno y profundo que nos hace mirar la vida y relacionarnos con nuestros hermanos y hermanas, de una manera “nueva”? 
  • ¿Nos dejamos tocar por la presencia del Resucitado respondiendo a su invitación de ver la realidad desde la perspectiva de los pobres? ¿De cultivar una actitud de responsabilidad y corresponsabilidad frente al cuidado de la Creación?

Que esta alegría de la Resurrección del Señor Jesús, nos anime y nos llene de aliento y de esperanza a todos/as, en cada uno de nuestros países, en cada una de nuestras instituciones, de nuestras familias y comunidades; y en cada uno de nuestros corazones,  porque tenemos la certeza de que en nuestro caminar están presentes los pasos de Jesús Resucitado, quien con sus gestos y palabras nos enseña  a “manifestar el Amor de su Corazón” con nuestra vida.

Con mucho cariño les deseamos ¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

Ma. del Socorro Rubio, Pedro Ribet, Amanda Anguita, Cecilia Peña
Equipo Coordinador de RedLAC

 

Ud estÁ aqui: Noticias Institucionales Feliz Pascua de Resurrección