Construcción

construccion thumbUn año más, donde con los chicos de 5to (Almagro) y 6to (Villa Jardín) realizamos la experiencia de "Construcción", llenos de alegrías y esperanzas, con la certeza de que construyendo con otros, construimos nuestra vida.

 

Este año tocó compartir con el centro Ruca Hueney, un centro que busca mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad en situación de riesgo y vulnerabilidad social. Ladrillo a ladrillo nos miramos a los ojos, aprendimos a trabajar y a conocerrnos. Retroalimentando esperanzas y búsquedas entendimos que con otros, siempre, es más fácil.

Trabajamos duro haciendo el contrapiso, levantando paredes y revocando. Le pusimos rostro a ese salón, sabiendo que la importancia de la tarea estaba en adelantarlo lo más posible, ya que ahí se guarda la ropa del Ropero Popular con la que se mantiene el Ruca y que le ofrece a la gente del barrio Santa Rosa de Florencio Varela prendas y muebles a precios accesibles.

La experiencia nos deja el encanto de la tarea compartida, el corazón marcado, las manos cansadas y la sensación de que siempre se puede. Una nueva experiencia, un nuevo aprendizaje que nos enriquece y nos hace crecer.

Agradecemos la puerta abiertas de esa casa, la sonrisa atenta, el compañerismo de todas las personas que hacen del Ruca un lugar único, que nos enseña el camino hacia ese mundo que tanto soñamos.

Se nos fue la experiencia y quedó grabado en cemento el esfuerzo de los chicos que se hizo lugar en la memoria del corazón de todos los que compartimos con ellos.

Testimonios:

Fue una experiencia increíble, en la que ayudamos a otras personas, que de verdad necesitan de nuestro apoyo. Además de ayudar a otros me sirvió a mi, porque me hizo ver otra realidad, a trabajar en grupo y a vivir esa semana de una manera diferente a la que estaba acostumbrada.

Me llenaba el alma ver como con lo que hicimos estaban tan agradecidos, y que nos hayan recibido en su casa con tanta confianza.

Me pareció que hubo una buena organización en cuanto a comida, trabajo, dormir y todos los temas de convivencia.

En lo momentos de reflexión no me dio vergüenza opinar o participar contando algo de mi vida, y me re sirvió para pensar y aprender a escuchar al otro.

Me encantaría otro año volver a ir como ayudante porque en serio la pase muy bien y me gusta ayudar a otro.

Eugenia Russo.

Esta experiencia me enseño en parte, a no rendirme nunca, creo que lo que la gente de Ruca-Hueney y sus situaciones me transmitieron que el único que se pone trabas para lograr un objetivo es uno mismo. Si bien la sociedad es la que te incapacita, bien lo dijeron una noche, nosotros tenemos el poder de decidir que podemos hacer y que no, si uno tiene una meta, un objetivo , un sueño, debemos perseguirlo. Cuando nos contaban la historia del lugar, como había surgido la idea, comentaban que la gente los llamaba "locos" de alguna manera. ¿Una mujer en silla de ruedas, embarazada, yéndose a vivir a Florencio Varela? Un disparate dirían algunos.

Bueno esa mujer se convenció de que tenían lo suficiente para lograr lo que querían, y podían de alguna manera hacer un cambio. Ese instinto, esa seguridad, es una de las cosas principales que me llevo. Además, luego de haber vivido esta experiencia, estoy cada día más segura de que una de las mejores cosas que uno puede hacer en su vida es ayudar a los demás, se que el día de mañana voy a dedicar por lo menos algo de mi tiempo para ayudar, para aportar mi pequeño granito de arena al mundo.

Agus Fortes

Personalmente en esta experiencia logre replantearme mi futuro entero! cosa que nunca imagine ,¿a que quiero destinar el resto de mi vida? al escuchar la vivencia de los fundadores, al ver lo logrado y profundizando todas esas emociones en las charlas nocturnas puede llegar a darme cuenta ,mas o menos, por donde quiero ir. Quisiera adentrarme a este mundo logrando aunque sea un mínimo y cercano cambio con los otros. Pero bueno, si hablamos de la experiencia, ya desde el hecho que nos hayan juntado a los dos colegios sumó!, si bien algunos compartimos proyectos no fue lo mismo la convivencia y esas gloriosas charlas que hacían conocernos más, a los otros y a uno mismo.

Fue hermoso compartir esos días y más sabiendo el porque estábamos todos ahí reunidos, por una causa en común, que yo siendo honesta no me había imaginado tan parte del proyecto como me termine sintiendo, la gente del lugar hicieron que pareciera que estábamos construyendo un palacio inmenso cuando apenas logramos hacer un contra piso, y un poco de las paredes! fue una bajada a la realidad, me genero una inquietud por conocer otras tantas organizaciones como estas que necesitan ayuda por todo el país! ver en donde estamos, que no es sólo en almagro un lindo barrio, si no en Buenos Aires, que ya con ese pequeño territorio debe haber más lugares precarios que enteros y también que gente con gran corazón hay en todos lados!!

Muchas gracias!! Maru!

Eugenia Ratti

´

La experiencia de construcción me dejo una visión distinta a la realidad que vivo día a día, a pelear un sueño sin importar la cantidad de piedras que se me crucen en el camino, a que por más insignificante que parezca poner un ladrillo sobre otro durante sólo cinco días, para la otra persona es una ayuda inmensa y una esperanza gigante de que en el camino también podés encontrar gente a la que sí le importa el extenderle una mano a quienes lo necesitan.

También rescato lo importante que es el aporte de cada uno de nosotros, tanto como para hacer el cemento como para cebar un mate o hacer la comida. Esta bueno tener en cuenta que si todos aportamos aunque sea un granito de arena, juntos podemos formar una gran montaña. Bueno, hay muchas cosas que quedaron pero son difíciles de explicar, en conclusión, es una experiencia única y que espero poder repetir y terminar el trabajo empezado.

Ailu Landaburu

"Get the Flash Player" "to see this gallery."

Ud estÁ aqui: Noticias Voluntariado Construcción